Si me vendes la nube, véndemela bien

Llevo meses escuchando hablar de la nube a una cantidad ingente de personas que, en muchos casos, la mayoría, no sabían ni de lo que hablaban. Aquí vale todo, todo es nube, todos es “clooooud computing”. La verdad es que suena más cool. ;-) Giño, pero me da mucha lástima.

Leyendo esta mañana el artículo en Baquia, sobre las tres razones para mudarse a la nube, no he podido evitarlo. Parece que todo son beneficios. Bueno, sí, beneficios económicos para toda esta gente que se dedica a vender humo, por lo que voy a tratar de desmitificar toda esta parafernalia que se están montando.

¿La nube existe? ¿es realmente beneficiosa para las empresas?

El concepto de nube, cloud computing y pago por servicios, creo que está bien, y posiblemente sea el futuro, pero ahora mismo la nube que nos venden las empresas no cumple los tres principios básicos:

  1. Beneficio en costes:
    1. En el mercado de escritorio: Se supone que el hardware de tu empresa se va a reducir al mínimo, teniendo únicamente un terminal con el que conectarte a la nube. Tendrás tu sistema operativo (dos veces más caro que el de sobremesa por estar virtualizado, no te van a vender ubuntu las grandes clooooouds), tus aplicaciones virtualizadas (que también pagarás) y una máquina en algún noc, que encima será 20 veces más cara que comprar un portátil a tus empleados. Eso sí, viajarán sin equipaje cuando se desplacen, pero a un coste realmente alto.
    2. En las aplicaciones: Posiblemente contrates el software bajo servicio. ¿Cuántas aplicaciones hay así realmente? El 99% no, por lo que tendrás que seguir comprando software y haciendo una solución híbrida en tu flamante cloud.
    3. En servidores: Pogamos un ejemplo. Ahora mismo tienes un servidor de almacenamiento compartido en tu empresa que te costó 2000 euros. Le das acceso al exterior y tienes 2 TB redundantes, trata de comprar eso en la cloud y alquilarlo. Te gastarás más de 2000 euros al año si quieres tener ese espacio. Eso sí, evitarás pagar 100 euros a una empresa de mantenimiento informático porque se de una vuelta de vez en cuando por tu oficina para tener al 100%.
  2. Pago por uso:
    1. En el escritorio: Pueden hacerlo, pero como ya he comentado, Microsoft ya se ha cubierto y cobra las licencias virtualizadas infinitamente más caras que una OEM en un ordenador comprado en la tienda de la esquina. Efectivamente se puede facturar por horas, aquí no mienten.
    2. En servidores: Se supone que vas a pagar por memoria consumida y capacidad de proceso. Hasta ahora, no he visto ninguna nube comercial que te permita crecer dinámicamente en necesidades, es decir, que cuando tu servidor esté parado, no requiera de la memoria alquilada, pero cuando tenga un pico de carga, tenga toda la que necesite, cobrando el consumo de esta por proceso. Nadie lo ha conseguido facturar hasta la fecha, o a nadie le interesa. A cambio, nos venden una cloud que es lo mismo que contratar un servidor. ¿Cuánta memoria quieres, qué procesador, cuánto disco? y todo cerrado. Puedes cambiar de servidor, a otro más potente, pero eso ya se hacía desde hace años. Viendo los precios de ovh, por ejemplo, una de las empresas punteras en hosting y de las más avanzadas, hice un cálculo de precios, y se te desmadraría en precio un simple blog con algo de tráfico. Prefiero una máquina física o 15 y me hago yo el cluster señores.
    3. En aplicaciones: Creo que es una gran idea para evitar el pirateo, y espero lo consigan, así se fomentará el software libre, ya que el mayor inconveniente al crecimiento de éste, es que el software privativo es “grátis” para mucha gente, cosa que no me parece bien tampoco.
  3. La seguridad: Aquí parece que la cloud es muuuucho más segura. ¿por qué?. Si lo tengo todo expuesto, ¿por qué es más segura?. Ustedes no pueden decirme que los ingenieros de sistemas de todas las empresas del mundo mundial, que van a comercializar la nube, son expertos hackers y protegen mis datos. Según va el mundo laboral, y con el despido libre, no me fío nada de que un empleado cabreado se llevara toda mi información, y la de 20 empresas más que compartan mi cloud.

Además, debes ser consciente que una empresa si tiene todo en “la cloud”, no puede tener una o dos ADSLs, deberá tener una fibra óptica adecuada al número de trabajadores y los servicios que estos demanden de la red. Y eso cuesta un dinero, además de depender totalmente de la red.

A pesar de todo esto, CREO EN LA CLOUD COMPUTING, bien hecha, y sin vendedores de humo:

  1. Programación distribuida.
  2. Balanceo de carga entre miles de servidores.
  3. Almacenamiento dinámico y bajo demanda.
  4. Utilización del hardware según las necesidades. Granjas de equipos de computación.
  5. Redundancia en hardware y conexionado.

Si me vendes la nube, véndemela bien. ;-)

This entry was posted in Nuevas Tecnologías, Software Libre and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.